¿Te suena?

“-Lo que estoy haciendo no gustara a nadie.”

“-Todo lo que hago no servirá para nada.”

“-No puedo hacerlo, no estoy preparada”.

Quiero preguntarte cuántas veces tú mi amada lectora te viste en esta situación. Cuantas veces a pesar de lo mucho que ya lograste en tu vida, cuando debes hacer la acción de tu nuevo reto o proyecto, empiezas teniendo dudas de si serías capaz o si lo que estás haciendo gustara a alguien o te llevará al logro de tus metas.

Hoy quiero hablarte de una extraordinaria herramienta que todas poseemos. Una herramienta que si aprendes a usarla inevitablemente te eleva al nivel que tú desees, pero si no sabes controlarla te mantendrá en la mediocridad, en la duda y la Inacción.

Esta poderosa herramienta es tu Mente, siempre y cuando sepas controlarla. Seguro saben perfectamente lo mucho que se habla del poder mental, del poder del pensamiento y de nuestra consciencia como “don divino” que solo nosotros poseemos.

Pero qué hacer cuando gracias a esta maravillosa herramienta, gracias al pensar tanto aparecen muchas dudas, miedos o limitaciones autoimpuestas.

Cuanto más sabemos, más corremos el riesgo de engendrar dudas de capacidad que a su vez provoca la Inacción.”

Tu parte creativa, tu parte creadora desea, ansía salir a la superficie y brillar. Tu verdadera naturaleza es puro potencial y abundancia que tu propia mente boicotea cuando empieza el diálogo interno con dudas de capacidad o posibilidad.

¿Qué hacer cuando dudas de tu capacidad para alcanzar tus metas?

Siempre cuando tengas dudas de capacidad frente a tu Misión, frente al acto que sabes debes hacer, detente durante algunos  instantes y…

 1. Detén todo  lo que estás haciendo alejándote física y mentalmente de la situación.

2. Simplemente toma unas respiraciones profundas y liberadoras.

3. Compárate con un bebé.  Reconoce que eres Potencial Puro, el mismo Potencial Puro que reside en un bebé y cada acción que expresas, cada paso que das para lograr tus metas o sueños son iguales que los pasos de un bebé que empieza a caminar. Solo con una sustancial diferencia.

Él bebe nunca tiene dudas de si sería capaz de caminar algún día, de si servirá para algo su camino…. Él bebe lo intenta una y otra y otra vez, hasta que por fin, aprendiendo de cada paso que da empieza a caminar temblorosamente. A pesar de que todavía este bebé está temblando y cayendo después de unos pocos pasitos, el sigue y sigue intentándolo. Él bebe tiene Pura Fe y Deseo de caminar como los adultos, y a pesar de todos sus tropiezos, todos sus pasos, para el no  son más que pequeñas lecciones de cómo caminar mejor. Este bebé es tan puro y libre de comparaciones que ni siguiera baraja la idea de la imposibilidad del logro de su meta. Él bebe solo disfruta de los intentos y finalmente en solo unos meses de intentos ya puede caminar. Cada día camina mejor y con más seguridad hasta que un día empieza a correr y algunas veces hasta a volar. Que Puro Potencial es él bebe. Que Puro Potencial son todos los bebés del mundo. Tu eres este bebé del Puro Potencial, por favor nunca dudes de los pasos que das. No hay pasos buenos a malos mientras los estés haciendo dirigidos a tu meta. Por favor nunca dudes de tu Puro Potencial.

“No hay pasos buenos a malos mientras los estés haciendo dirigidos a tu meta y con claro propósito para servir”. Yulia Timofti

¡Paz y Amor!!

Yulia Timofti

Share

Tags: , , , , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

No comments yet

ULTIMAS ENTRADAS

SUSCRIBETE A YOUTUBE

SEAMOS AMIGOS